La Roja sin televisión ni radio desde el estadio




España no se merece esto. Ni la selección ni el país. Todo, por culpa de productoras extranjeras que buscan el dinero fácil comprando los partidos de nuestro equipo nacional a domicilio, a la espera de recibir muchas ofertas. Y no se dan cuenta de que la crisis económica es alargada. La campeona del mundo y de Europa, la ganadora de un triplete histórico, no tiene televisión española que ofrezca su buen fútbol. Tan increíble como cierto.

El viernes no hubo contactos entre Telecinco y Sport Five, dueña del encuentro, que no bajó el precio. Telecinco ofrecía 700.000. La Federación Española era pesimista y no quedó tiempo material para televisar, ni técnico ni publicitario para anunciarlo y sacar dinero.

El precio de la transmisión del partido Bielorrusia-España, rebajado a un millón euros, fue un listón que ninguna cadena nacional ofertó. La productora alemana Sport Five pagó un millón de euros a la Federación Bielorrusa y quería recuperarlo. Ésta Sport Five es un tiburón que compra todos los partidos en casa de las federaciones modestas, caso de Bielorrusia, a la espera de dar pelotazos cuando a estos equipos les toca España, Francia, Italia, Inglaterra o Italia. Es lo que sucedió con este encuentro en Minsk. Pero Telecinco, Antena3 y el resto de canales españoles no pagan hoy lo que ofrecían hace cuatro años, porque han reducido sus ingresos publicitarios en un sesenta por ciento. La crisis. Telecinco recuerda que perdió dinero en la Eurocopa 2012.

El jueves, Beta4, empresa de Mediaset (Telecinco) negoció durante todo el día con Sport Five para alcanzar un acuerdo. Telecinco consideraba que publicitariamente era aceptable con un precio máximo de 700.000 euros. Tras toda una jornada de diálogo, la operación no se concretó. La Federación Española esperaba que el día del partido se produjera un último intento. No existió negociación y el tiempo se agotó.

Además de la televisión, el partido tampoco fue radiado en el estadio por las emisoras españolas, pues Sport Five subió el precio de 5.000 euros a 25.000 y todas se negaron a pagar. Les retiraron las conexiones y radiaron el encuentro desde el hotel, por medio de la televisión bielorrusa.

Todo este jaleo, que se repite en cada partido a domicilio de nuestra selección, se acabará en 2014, cuando la FIFA concrete un paquete de venta de los encuentros de Mundiales y Eurocopas para todas las televisiones similar al que existe con la UEFA en la Champions.
Fuente: ABC