El Barça no encuentra su central


En el FC Barcelona sacan pecho por la contratación de Neymar, una de los futbolistsa con mucha calidad que camina a medio camino entre la promesa y la realidad. Su contratación ha sido bendecida por la mayoría de la crítica, refrendada con una excelente actuación en la Copa Confederaciones, lo que ha elevado la notoriedad de dicho fichaje.

Pero mientras, la dirección deportiva sigue con el quebradero de cabeza de las últimas décadas: el central. En ese periodo se pueden contar con los dedos de una mano los jugadores contratados que han dado un excelente rendimiento en ese puesto: Koeman, Rafa Márquez, Popescu y Piqué. El resto, por uno u otros motivos, no llegaron a cuajar como son los casos de Christanval, Mario, Dehu, Chygrinski, Mario, Pellegrino, Martín Cáceres, De Boer, Bogarde, Andersson, Edmilson, Nando… Una criba y una inversión que supera los 150 millones de euros.

Desde que Puyol se hizo con las riendas de las defensas ha asistido a una pasarela de futbolistas, sólo llenada por el citado Márquez o por Piqué. Es más, algunos jugadores reconvertidos como Mascherano o Abidal se han visto en la obligación de actuar en esa posición por necesidades del guión. También se pensó en Song y ahí están los resultados. Y ahora, el Barcelona sigue inmerso en el mismo problema. Necesita un central y se ha fijado en Thiago Silva, del PSG, aunque los galos no parecen dispuestos a dejarle salir.