El Madrid gana jugando mal en los pajaritos